Google+ Followers

martes, 29 de marzo de 2016

La tiara de flores


Dicen los que saben, que las Hadas también lloran, aunque no lo hacen como los humanos. El llanto de las Hadas no se pierde en los pañuelos, ni se evapora en el aire. Cuando lloran de alegría, sus lágrimas se convierten en diminutas cuentas de colores brillantes y que las hadas hacen con ellas pequeñas joyas: Collares, pendientes y colgantes con los que adornarse y que siempre llevan puestos para recordar el motivo feliz que las provocó.

Pero si su llanto es de dolor, es distinto su destino. Cuando los antiguos espíritus del bosque oyen a las Hadas llorar de pena, desde el mismo corazón de la tierra hacen brotar un árbol frondoso, azul y luminoso como el cristal y cada lágrima de hada se transforma en una hoja nueva prendida a sus ramas que crecen y crecen.

Todas las hadas han vertido muchas lágrimas por los niños que nunca las conocerán porque cortaron el camino de su vida el hambre, el frío o el terror. Y saben que el Árbol nunca dejará de crecer, que nunca cesará la violencia ni la injusticia. Pero se consuelan teniendo un lugar tan especial donde guardar su pena, porque un árbol crece hacia las alturas y la luz: Hacia donde la paz siempre es posible.Esa es la razón por que las hadas llevan una tiara de flores para recordad a los mortales la fuerza del amor.

Those who know say, that fairies also cry, although they do not like humans. Crying Fairy is not lost in the tissues, or evaporate into the air. When they cry of joy, tears turn into tiny beads of bright colors and the fairies make them small jewelry: necklaces, earrings and pendants with which adorn and always wearing them to remember the happy occasion that caused it.

But if your pain is crying, your destination is different. When the ancient spirits of the forest heard the fairies mourn with grief, from the very heart of the earth sprout a green, blue and bright as crystal and every tear of fairy tree lit becomes a new leaf to its branches that grow and grow.

All fairies have shed many tears for children who never know because they cut the path of his life hunger, cold or terror. And they know that the tree will never stop growing, that never cease violence and injustice. But they console having such a special place to keep your shame, because a tree grows to the heights and light: To where peace is always possible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario