Google+ Followers

jueves, 21 de septiembre de 2017

Origami la manzana

Origami manzana.

La manzana que quería ser estrella
¿Sabías que las manzanas guardan en su interior una perfecta estrella de cinco puntas (a veces de seis) ?
Mostrar este descubrimiento delante de los niños es una actividad de lo más entretenida y sorprendente, pero si además, les enseñas este hallazgo contándoles una bonita historia en forma de teatrillo de mesa, la experiencia se convierte en algo sensacional.
Si nunca antes has contado un cuento a tus hijos de esta manera,es el momento.
La cara de Sunflower  cuando descubrió que dentro de la manzana se esconde una estrella, era para verla, y desde que contamos el cuento por primera vez ya ha jugado infinidad de veces a montar el teatrillo y contarlo.
La historia comienza así…

Había una vez una manzana que siempre había querido ser una estrella. Nunca quiso ser una manzana. Se pasaba los días pensando, ilusionada, cómo sería una vida brillando desde el cielo.

Cada mañana, sus compañeras manzanas la invitaban a unirse a sus charlas y conversaciones divertidas, pero la manzana, nunca quería participar, sólo deseaba ser una estrella.

Un buen día, viendo a una de las ovejas del pastor que balaba hacia el cielo, la manzana le preguntó:
—¿Ovejita, tú sabes dónde duermen de día las estrellas?

La ovejita, sonriendo, le dijo:
—¿Acaso no sabes, querida manzana, que las estrellas están en el cielo día y noche? La gran luz del sol no nos permite verlas, pero ahí están, en el infinito cielo, siempre con luz.
A la pobre manzana le entraron muchas más ganas todavía de ser una estrella en lo del alto cielo, y tener siempre luz. Pero era una manzana, y eso la ponía muy triste.
Otro día la manzana le preguntó a la ardilla, que saltaba de una rama a otra  del manzano:

—Dime, ardilla, ¿las estrellas se mueven o están siempre en el mismo lugar?
La ardilla, sonriendo, le dijo:
—¿Acaso no sabes, querida manzana, que las estrellas se desplazan recorriendo todo el firmamento y a gran velocidad?
—Eso es así—confirmó el caracol.
Con cada cosa nueva que aprendía la manzana sobre las estrellas, le entraban muchas más ganas de convertirse en una de ellas.
Pasó la primavera y la manzana fue creciendo y madurando, triste, ansiando convertirse en estrella. No era feliz.
Llegó el verano, y un día, una familia se acercó hasta el manzano para organizar un picnic bajo su sombra.
Mientras preparaban la merienda, el padre de familia zarandeó el tronco del árbol para conseguir algunas manzanas.
Varias cayeron al suelo, entre ellas, la triste manzana que quería ser estrella.

La hija de la familia la cogió y la olió. Estaba feliz de haber encontrado una manzana tan hermosa para merendar.
—Mamá, ¿puedo cortarla?
—Claro cariño, pero hazlo con cuidado.
La niña, que no sabía muy bien cómo cortar una manzana, la tumbó sobre el plato con el rabito hacia un lado y la partió en dos.
Cuando separó los dos trozos, la niña se quedó asombrada al ver la estrella de seis puntas que aparecía en el corazón de la manzana. Emocionada, dijo a sus padres:
—¡Mirad, mirad, qué maravilla! Aquí hay una estrella.
La manzana había vivido triste toda la vida sin darse cuenta de que dentro de sí guardaba una hermosa estrella y de que, para mostrarla, tenía que abrirse y brindarse a los demás.

domingo, 30 de abril de 2017

Origamis las camelias

Origami las Camelias,dedicado en el dia de la madre en especial la mia.
La Camelia simboliza el amor incondicional, la pasión,el deseo y la protección de sus seres queridos.Es el amor propio de la madurez, el que permite vivir una vida plena.
Origami the Camelias, dedicated in the day of the mother especially mine.
The Camelia symbolizes the unconditional love, passion, desire and protection of loved ones. It is the love of maturity, which allows to live a full life.

viernes, 7 de abril de 2017

Origami estrella corona boreal

Origami estrella corona boreal.
En la mitología griega, este origami representa a la corona de Ariadna, hija del rey Minos de Creta. Por orden de Minos, cada nueve años se enviaban a Creta siete muchachos y siete muchachas procedentes de Atenas. Todo el grupo era sacrificado al Minotauro, una criatura mitad hombre mitad toro que se hallaba cautiva dentro de un laberinto sin salida.

Teseo, heredero del trono de Atenas, se ofreció para formar parte de los siete jóvenes destinados a Creta. Una vez en la isla, Ariadna se enamoró de él y decidió ayudarle a escapar siempre y cuando Teseo la desposara al llegar a Atenas. Ariadna entregó a Teseo una madeja de hilo de oro que le sacaría fuera del laberinto. Llegado al centro del mismo, Teseo mató al Minotauro.
Ariadna fue abandonada en Naxos, donde murió con el corazón roto. Dionisio tomó su corona y la puso en el cielo. Esta constelación representa el hilo de oro que Ariadna ofreció a Teseo.

martes, 7 de marzo de 2017

Origami la llave de la felicidad

Origami la llave de la felicidad,realizado en un solo trocito de papel.

“Cuenta la leyenda que antes de que la humanidad existiera, se reunieron varios duendes para hacer una travesura.
Uno de ellos dijo:
-Pronto serán creados los humanos. No es justo que tengan tantas virtudes y tantas posibilidades. Deberíamos hacer algo para que les sea más difícil seguir adelante. Llenémoslos de vicios y de defectos; eso los destruirá.
El más anciano de los duendes dijo:
-Está previsto que tengan defectos y dobleces, pero eso sólo servirá para hacerlos más completos. Creo que debemos privarlos de algo que, aunque sea, les haga vivir cada día un desafío.
-¡¡¡Qué divertido!!! -dijeron todos.
Pero un joven y astuto duende, desde un rincón, comentó:
-Deberíamos quitarles algo que sea importante…¿pero qué?
Después de mucho pensar, el viejo duende exclamó:
-¡Ya sé! Vamos a quitarles la llave de la felicidad.
-¡Maravilloso… fantástico…excelente idea! -gritaron los duendes mientras bailaban alrededor de un caldero.
El viejo duende siguió:
-El problema va a ser donde esconderla para que no puedan encontrarla.
El primero de ellos volvió a tomar la palabra:
-Vamos a esconderla en la cima del monte más alto del mundo.
A lo que otro miembro repuso:
-No, recuerda que tienen fuerza y son tenaces, escalarían el monte y el desafío terminará.
El tercer duende dijo:
-Escondámosla en el fondo del mar. -No dijo otro, recuerda que tienen curiosidad, alquien inventará una máquina para bajar y la encontrará.
El tercero dijo:
-Elijamos algún planeta. A lo cual los otros dijeron: no, recuerda su inteligencia, algún día inventarán una nave que pueda viajar a otros planetas y la descubrirán.
Un duende viejo, que había estado escuchando en silencio se puso de pie y dijo:
-Creo saber dónde ponerla, debemos esconderla donde nunca la buscarían
Todos voltearon asombrados y preguntaron.
-¿Dónde?
-El duende respondió:
-La esconderemos DENTRO DE ELLOS MISMOS… muy cerca de su corazón.
La risa y los aplausos se multiplicaron. Todos los duendes reían:
-¡ Ja…Ja… Ja…! Estarán tan ocupados buscándola fuera, desesperados, sin saber que la traen consigo todo el tiempo.
El joven escéptico acotó:
-Los hombres tienen el deseo de ser felices, tarde o temprano alguien será suficientemente sabio para descubrirla y se lo dirá a todos.
-Quizás suceda así -dijo el más anciano de los duendes-, pero los hombres también poseen una innata desconfianza de las cosas simples. Si ese hombre llegara a existir y revelara que el secreto está escondido en el interior de cada uno …. nadie le creerá.
Encontrar el sentido de tu vida es descubrir la llave de la felicidad.