Google+ Followers

viernes, 19 de diciembre de 2014

EL TANQUE

Varios meses después de la invasión alemana a la Unión Soviética, hacia noviembre de 1942, Hitler ordenó que un cuerpo de tanques Panzer pasara a reforzar el flanco cubierto por el ejército rumano, aliado a Alemania. Al comienzo de la nevada rusa, el Cuarto Ejército Panzer emprendió su rumbo hacia Serafimovich, llevando consigo unidades de la División Panzer. El Cuerpo quedó conformado por tanques alemanes, carros rumanos y algunos checoslovacos anticuados. Habían estado inactivos desde septiembre, situados detrás del Octavo Ejército italiano y, debido a la escasez de combustible, no habían puesto en marcha los motores durante dos meses. Muchos de ellos habían sido incluso atrincherados, camuflados y protegidos contra la escarcha con paja y juncos. Cuando la orden de Hitler llegó al Cuerpo, alrededor de 65 de los 104 carros quedaron inmóviles.  ¿La razón? La paja había atraído a los ratones, que penetraron en el interior de los carros en busca de comida y, ante la falta de ella, optaron por el aislante de los cables eléctricos. Cuando los carros se pusieron en marcha, los cortocircuitos inmovilizaron algunos carros e incendiaron otros a causa de las chispa

No hay comentarios:

Publicar un comentario