Google+ Followers

miércoles, 10 de diciembre de 2014

LA ARDILLA

¿Habías oído hablar de una ardilla que perdió todo su pelo cuando cruzó la carretera del bosque? Pues esa ardilla, es nuestra amiga Piti.
Piti siempre cuenta su historia, de cuando un coche le echó todo el humo del tubo de escape en la cara, al cruzar la carretera. Y a partir de ahí, a Piti se le empezó a caer el pelo poco a poco hasta que se quedó completamente calva.
Al principio, cuando veía que se estaba quedando calva, se horrorizaba y se escondía para que no le viera ninguna de sus amigas…
Pero poco a poco, se fue dando cuenta que sus amigas la querrían igual, calva o con pelo. Así que decidió salir más por el bosque, y además, trató de lograr que a ninguna ardilla más, le pasara lo que a ella.
Así pues, fue pregonando y dando charlas sobre los peligros de la carretera para las ardillas, además de hablar de lo tóxico que es el humo de los coches, tanto para las ardillas como para los humanos.
Y siempre añadía una frase al final de sus discursos: “Es una pena que los humanos no se den cuenta de que el humo de los coches también es tóxico para ellos…”
Con el tiempo, nuestra amiga ardilla calva, la señora Piti, se convirtió en maestra y todo el mundo la quería por cómo era, y no se fijaban en si tenía o no tenía pelo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario