Google+ Followers

domingo, 11 de enero de 2015

Solo contigo

SOLO CONTIGO

Había una vez una familia que consentia a su joven hijo todo capricho que este quisiera. Era el cumpleaños del niño y los padres salieron con el al pueblo a comprarle un regalo, sin embargo, nada de lo que veian le gustaba al chiquillo. Sin embargo, cuando pasaron frente a una vieja casa de antiguedades, un muñeco le llamo la atencion. Le dijo a sus padres que eso era lo que el queria de regalo. Entraron recelosos a la vieja tienda y trataron de comprar el muñeco pero el dueño de la tienda y su esposa se negaban a venderlo, aludiendo que no estaba a la venta y que por un descuido habia terminado en la vidriera y no lo habian vuelto a guardar. Los padres del chiquillo insistieron y le ofrecieron a los dueños del local una fuerte suma de dinero, dinero que el pobre vendedor y su esposa no podian rechazar. El dueño del local acepto vender al muñeco con la condicion de que nunca quedarse solos con el muñeco en la casa, puesto que estaba maldito. Los padres del chiquillo razonaron que era una petición aceptable ya que querian tanto a su hijo que siempre estaban con el y el saber de la maldición los asusto un poquito. Pasaron los meses sin novedad y la familia se fue olvidando de la advertencia. Un dia, el padre se encontraba trabajando y la madre preparaba el almuerzo para ella y su hijo. Al ver que no tenia todos los ingredientes que necesitaba, fue al mercado rapidamente a comprar lo q le faltaba. Cuando regreso, vio gotas de sangre en el piso de su casa que formaban un rastro en direccion hacia el cuarto de su hijo. La mujer subió las escaleras a toda velocidad y vio que las gotas terminaban frente a la puerta del baño. La mujer abrio el baño y se horrorizo al ver el cuerpo de su hijo despedazado y colgado dentro del baño. Estaba aterrorizada cuando se volteo y se encontro al muñeco sonriendole. El muñeco hablo y le dijo "Y ahora, estoy solo contigo."

No hay comentarios:

Publicar un comentario